91 277 71 02 - 610 08 54 99
C/ Alonso Cano, 4. Bajo A. Madrid

Cirugía bucal

Cirugía bucal

Respondemos a todas sus preguntas sobre todo lo relacionado con la cirugía bucal

Pedir Cita Gratuita

¿Qué es la cirugía bucal?

La cirugía bucal permite diagnosticar y tratar quirúrgicamente las enfermedades, lesiones y malformaciones de la boca.

¿Son complicadas las cirugías bucales?

En general los tratamientos con cirugía bucal suelen ser pequeñas intervenciones que se realizan en clínica con anestesia local y el beneficio que se consigue al eliminar la patología es muy superior a las pequeñas molestias que se producen por la propia cirugía.

Normalmente, tras la cirugía suele ser necesario un tratamiento para evitar infecciones con antibiótico, cuidar la higiene de la zona tratada con agua con sal y clorhexidina y un analgésico antiinflamatorio en las horas posteriores.

¿En qué casos está indicada la cirugía bucal?

La cirugía bucal está indicada en casos como:

Extracciones dentarias en casos como:


  • Dientes retenidos

  • Dientes supernumerarios

  • Dientes en mala posición
  • Dientes temporales

  • Dientes con quistes
  • Dientes con fracturas

  • Dientes con focos de infección


  • Patología del tercer molar o muela del juicio

  • Tratamiento de infecciones: periodontitis, pericoronaritis, adenitis, abscesos, osteítis, sinusitis y celulitis

  • Comunicaciones buco-sinusales y buco-nasales
  • Lesiones tumorales

Cuando se inicia la infección, ésta suele afectar en primer lugar a la encía produciendo una inflamación que se denomina gingivitis. Se puede decir que es el paso previo a la enfermedad periodontal propiamente dicha. En este caso, el diente sigue unido a la encía y hay un gran enrojecimiento alrededor del diente y sangrado.

Si la gingivitis no se trata rápidamente, la infección puede avanzar hacia los tejidos más profundos produciendo la enfermedad periodontal que se denomina periodontitis. En este caso se rompe la unión entre el diente y el hueso y se produce movilidad en los dientes e incluso en las situaciones más avanzadas, se llega a producir la pérdida de hueso y finalmente la caída de los dientes.

 

¿Qué casos se tratan más frecuentemente con cirugía bucal?

Patología del tercer molar o muela del juicio

Uno de los casos más frecuentes es la patología del tercer molar o muela del juicio que se produce por su evolución desde su formación hasta su colocación definitiva; sobre todo en las muelas del juicio inferiores.

Es muy habitual que las muelas del juicio inferiores no puedan salir correctamente y queden incluidas. Esta situación puede provocar caries o pericoronaritis. En estos casos se aprecia que la encía está inflamada, dolorida o con pus y lo que se requiere es su extracción.

Las muelas del juicio superiores también pueden quedar incluidas, aunque es menos frecuente. Sin embargo, sí suele ocurrir que salgan desviadas y rocen la mucosa del carrillo, llegando a producir pequeñas heridas. Esta situación también requiere que sean extraídas pues estas heridas constantes podrían llegar a malignizarse

 Tratamiento de infecciones de la raíz

En muchos casos, después de una endodoncia puede ocurrir que la infección no desaparezca y quede un foco en el extremo de la raíz.  En estos casos se realiza una cirugía que se denomina apicectomía, que consiste en acceder a la raíz para eliminar dicha infección y parte de la raíz afectada.

En un caso normal en el que se tenga una buena higiene en casa con un cepillado diario, en las revisiones con el dentista suele ser suficiente una limpieza sencilla. Sin embargo, cuando en las revisiones se detecta gingivitis o periodontitis, se debe realizar una limpieza más profunda (curetaje) y en los casos más avanzados se deber realizar una cirugía periodontal que consiste en limpiar bien por debajo de la encía para eliminar la infección.

Tras tratar la enfermedad periodontal, es imprescindible aumentar las medidas de higiene y prevención para evitar recaídas. Por eso se realiza un seguimiento más exhaustivo con revisiones mucho más frecuentes.

En cualquier caso, es fundamental que el paciente afectado por enfermedad periodontal se conciencie de que es un proceso crónico que presenta una alta probabilidad de recaída. Por ello debe incrementar las medidas habituales de higiene para mantener los dientes.