91 277 71 02 - 610 08 54 99

Implantes dentales Madrid

Implante dental, tornillo

¿Qué es un Implante dental?

Un implante dental es un tornillo metálico que se introduce en el hueso y cuyo objetivo es soportar una prótesis para restaurar los tramos desdentados y devolver a la cavidad bucal el equilibrio perdido recuperando su funcionalidad y estética.

La base científica de los implantes dentales es la osteointegración que consiste en el anclaje directo al hueso de un cuerpo implantado.

Para que un cuerpo extraño implantado en el hueso quede perfectamente osteointegrado es imprescindible que esté fabricado con un material inerte. Por este motivo, los implantes dentales están hechos de titanio comercialmente puro (Ti 99.75%).

¿Qué es una prótesis?

El segundo elemento, no menos importante, es la prótesis que se fija al implante.
Esta prótesis puede ser:


  •  Unitaria: para restaurar la ausencia de un solo diente y que se denomina corona sobre implante.

  •  Múltiple: para la rehabilitación en pacientes desdentados totales o parciales. En este caso lo habitual es colocar varios implantes sobre los que se fija un puente de varias piezas o una dentadura.

La conexión entre el implante integrado en el hueso del paciente y la prótesis se realiza a través de los aditamentos protésicos, que son piezas generalmente atornilladas al implante a las que se fijan las coronas, puentes o dentaduras.

¿En qué consiste un implante?

El tratamiento para realización de un implante y de la prótesis implantosoportada requiere las siguientes fases cuyo fin es éxito del implante:

1

Diagnóstico y plan de tratamiento adecuado estudiando la idoneidad del paciente, ya que no todos los casos admiten un implante con garantías de éxito

2

Colocación del implante: es el acto quirúrgico que consiste en descubrir la mucosa oral (encía) y perforar el hueso colocando el implante

3

Realización y colocación de la prótesis

Entre el proceso quirúrgico de colocación del implante y la colocación de la prótesis hay un periodo de curación ósea (osteointegración) que dura normalmente 4 meses en el maxilar superior y 6 meses en el maxilar inferior.

Durante este periodo el implantes no debe soportar presiones excesivas para garantizar su éxito. Por este motivo, una vez cicatrizada la mucosa (encía), a los 15 días de la intervención quirúrgica, se puede ajustar una prótesis provisional que impida que las presiones que se producen durante la masticación interfieran en el proceso de curación del hueso.

La osteointegración es el proceso que permite que el implante quede fijado al hueso y se produce por la regeneración ósea alrededor del implante de manera que éste quede perfectamente integrado en la mandíbula.

Para mejorar la osteointegración del implante, la superficie de contacto con el hueso suele estar tratada para hacerla rugosa y permitir que las nuevas células óseas envuelvan el implante asimismo suelen añadirse sustancias como la hidroxiapatita de calcio para favorecer la regeneración celular del hueso.

Call Now ButtonLlámenos -1ª consulta gratuíta